Hoteles Rodavento

La historia de Rodavento se remonta en el verano de 1992, cuando Waldemar Franco, creador y director de Rodavento, se encontraba montado en un camión de redilas arriba de un cerro de balsas, remos y chalecos salvavidas después de haber hecho el descenso del Rio FiloBobos, en Veracruz. Iba junto a Alfonso de la Parra, quien recién había llegado de la cumbre del Everest convirtiéndose en el tercer Mexicano en hacerlo. En ese trayecto, sobre una terracería sinuosa que los llevaría al pueblo de Tlapacoyan, Veracruz, platicaron durante horas y nació la idea de hacer la primera y más prestigiada empresa de viajes y experiencias de aventura de México a la que llamarían Rio y Montaña. 

Iniciaron sin Business plan y nada de corridas financieras, sólo con el sueño de recorrer y descubrir los lugares más remotos y bellos de México y compartírselos a la gente que tuviera las ganas y la apertura para acompañarlos. 

Hicieron expediciones a muchos rincones del mundo llevando huéspedes a los que les cambiaron la vida. Así nació este sueño que, con el paso de los años, se convirtió en HOTELES RODAVENTO y que los llevó de ser exploradores, cocineros, meseros, guías de aventura, entretenedores, a ser empresarios hoteleros con una filosofía que no ha cambiado y los ha distinguido de los demás. 

Lamentablemente, su socio y amigo, Alfonso, perdió la vida en un accidente de alpinismo en el Norte de la India, pero la filosofía que formaron juntos sigue hoy tan viva como al principio. Waldemar siempre ha pensado que terminó siendo hotelero empezando al revés. Ha sido siempre especialista en desarrollar experiencias inigualables para sus clientes, pero necesitaba habitaciones. Así que se dió a la tarea de diseñarlas para que también fueran toda una experiencia por sí mismas. Hoy, los diferentes hoteles han sido merecedores de diversas nominaciones y premios tan relevantes como Mejor Hotel Boutique de México, Mejor Escapada Romántica, Mejor Hotel para Familias, entre otros, de importantes publicaciones como Travel Awards, Condé Nast Traveller, Architectural Digest y varios más.

Es por esa razón que en RODAVENTO, la EXPERIENCIA es lo que vale. No venden habitaciones, venden experiencias como lo hacían hace veinte años acampando al lado de un río, pero ahora con otro nivel de comodidad, sofisticación y calidad.

Bienvenido al mundo de los HOTELES RODAVENTO.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: