Lo mejor del 2014 por Margot Castañeda

LOMEJOR2014

  1. Cuéntanos en dónde y cómo fue tu mejor experiencia de desayuno este año.

Este año fui dos veces al Encuentro de Cocineras Tradicionales de Michoacán. El primero, en mayo, fue inolvidable. No sé si llamarlo desayuno porque fue una comilona en dosis chiquitas, desde las 7am hasta las 7pm (12 horas duró mi mejor almuerzo).

Además de comer delicioso y lento, descubrí muchos sabores —esas cocineras michoacanas me han sorprendido más que algunos chefs defeños. Los tacos de torreznos de uarhashi (raíz de chayote) con salsa de jitomate bien chinito no tuvieron madre. Su sabor vegetal y terroso no se parece a nada, menos si se comen envueltos en tortillas bicolor (o tricolor) echadas en comal de barro al momento. Luego el pozole de haba (del cerdo ni quien se acuerde en este caso), que se come en Cuaresma con guarnición de chile manzano al limón, cebollita y ‘pinole de chile’. Luego taquitos de col de árbol, un quelite que nomás crece en los alrededores del lago de Pátzcuaro. Esta yerbita es acidita y medio ahumada (bueno, lo ahumado se lo da la leña del anafre donde se cocinó) y con Cotija encima es una delicia. Después mis adoradas corundas de ceniza (tamalitos triangulares con cinco o siete picos y SIN manteca), yo las prefiero de verduras y con un chingo de crema y queso Cotija encima, además de su salsita roja con rajas de poblano. Los uchepos (tamales de elote tierno) con mermelada de membrillo y atole de caña, los taquitos de charales fritos con aguacate y pico de gallo entre cada platillo y los buñuelos de rodilla comidos a pellizcos al final del día. Aquí la vida me supo inmensamente mejor.

Vale la pena mencionar mis favoritos para desayunar en el DF: en mi antiguo barrio está Café Otto. Aquí sirven buen café sin límite y la terraza es rica; en Fresco by Diego los huevos árabes son una exquisitez y en Gradios Deli Café el café es exquisito y los platillos abundantes. Fin.

  1. ¿Cómo y dónde fue tu mejor experiencia de comida y/o cena este año?

Voy a hacer trampa: en casa entre amigos. Una noche en Santa María la Ribera celebrábamos el estreno del departamento de una amiga y para cenar hubo taquitos de chapulines con aguacate, queso ranchero, salsa macha de chiltepín, cilantro fresco y sal de mar. Todo fue comprado en el Mercado de Medellín y no tuvo gran ciencia. Tan rico estuvo que fue lo primero que pensé al leer esta pregunta. Fue una noche sabrosa.

Otra: Casa Virginia. Dos veces me tocó celebrar cumpleaños de amigos queridos aquí y las dos veces gocé. Eso de pedir todo al centro y pasar las cazuelas de izquierda a derecha para que todos probemos de todo es el secreto. Por cierto descubrí que, aunque todo está bien sazonado (con mano fuerte de sal, quizás), los pescados les salen mejor acá.

Pilón: este año descubrí Café de las Musas en la Roma. Es un lugar feo y escondido, medio obscuro. Se toca Jazz en vivo los fines de semana y se bebe vino a buen precio. Lo interesante es que sus pizzas son las únicas que me han gustado este año: masa correcta y sin escatimo de toppings.

antojos3

Pilón de pilones: Dawat es mi favorito del año del DF. Tres veces cené acá y sigo con ganas de volver.

  1. ¿Cuáles son los mejores lugares para cumplir tus antojos entre comidas?

Muchos.

1. Burger Van, una camionetita de mi nuevo barrio (esquina Eje Central y Ahorro Postal). Aquí vengo por papas a la francesa (les dejan la cascarita y las fríen a la perfección).
2. Ela Gyros, un rincón espantoso pero muy sabroso en La Morena y Petén. Es incómodo, por eso pido a domicilio un gyro de carnero y café griego. Además, buenos precios. Maravilla.
3. Tlacoyos del Mercado Escandón, pero hay que ir los domingos que está Alejandro, el único tlacoyero hombre que conozco, porque a su hermana no les salen tan ricos.
5. Taquitos de lengua de Cocuyos en la noche. Y si hay alguien que pida de tripa, mejor, para comer también de su plato.
6. Las flautas de los hermanos Flores. Lo que más extraño de mi antiguo barrio (esquina Antonio Caso y Río Amur). Son perfectas y nadan en crema, salsa, col, salsas picosas y queso plasticoso. Yom.
7. Esquites de cualquier esquina. En serio, si veo puesto, compro. A veces me tocan buenos, otras no. El descubrimiento de este año: los del puesto afuera del Oxxo en Veracruz y ¿Pachuca?
8. Si ando en Morelia (que es muy seguido), gazpachos del Boulevard.
9. Para cafés: Chiquitito. Siempre.
10. Pilón. Descubrimientos del año: gordita de chicharrón prensado en el tianguis afuera del Centro Libanés (los martes) y baguette de tocino ahumado en Marilyn Abarrotes.

antojos2

  1. ¿Cuál es el restaurante que sabes que nunca te fallará?

Ninguno.

. . . 

March Castañeda.

march   

Siempre tengo antojos. Mis pies son ligeros, vago mucho. Pepeno [cosas, ideas, personas, comida] y escribo. Hago muchos cafés. Medito para no vivir en las nubes.

Acerca de dondecomere

Vivo para comer y para compartir. Ni chef, ni restaurantero, ni muy conocedor. Información por amor a la comida.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: