Lo mejor del 2014 por Arisbeth Araujo

LOMEJOR2014

  1. Cuéntanos en dónde y cómo fue tu mejor experiencia de desayuno este año.

Empezamos por el hecho de que mi desayuno ideal se resume en dos palabras: café y pan. Conseguir ese combo parecería una tarea sencilla, pero no. Este año sólo lo encontré en dos lugares.

El primero es Delirio, un clásico dentro de mis andares culinarios. Su pan rústico con algún de las mermeladas de Mónica Patiño y sus croissants son perfectos para acompañar el café matutino hecho en maquina.

El segundo, es la Panadería Rosetta de Havre en la colonia Cuauhtémoc, no la de la Roma. Un chocolatín y un capuchino eran ideales para despertar y comenzar la rutina diaria. Lo mejor es cuando tienes el tiempo para sentarte un rato y leer el periódico, que por cierto ellos mismos te lo prestan.

Ahora, hablando de desayunos viajeros, de esos que haces cuando estás explorando un lugar y que no tienen que ver con tu rutina, tengo tres ganadores.

Uno lo encontré por casualidad en Playa del Carmen. Se llama Chez Céline y tiene una panadería estilo francesa que hace que se te olvide el desvelo. Su croissant con almendras es perfecto: mantequilloso y crujiente.

Luego, en San Cristóbal de las Casas, mientras desayunaba en el hotel Tierra y Cielo comí unas quesadillas memorables. Son doradas en aceite y rellenas con queso de cuadro chiapaneco y huevo, sí, eso es todo, no necesitan más. Les recomiendo que las acompañen con un café hecho en dripper.

Ya por último, mi primera experiencia de menú degustación para desayuno. Es una de las máximas propuestas de Matteo Salas en Áperi, su nuevo restaurante en San Miguel de Allende. Fue genial tener un poquito de todos mis antojos mañaneros en un solo día.

  1. ¿Cómo y dónde fue tu mejor experiencia de comida y/o cena este año? 

Aunque sobra decir que comí delicioso en Merotoro, Quintonil, Pujol, Barraca Valenciana, Nicos y Sesame, es importante recalcar y agradecer que siguen sin decepcionarme. Todos ellos mantuvieron su lugar en mi lista de consentidos.

Pero como esto se trata de sumar experiencias y recomendaciones, les dejo mis dos descubrimientos del 2014. Uno fue un reencuentro y el otro me llevó hasta Oaxaca estando en la Ciudad. Se trata de Contramar y Guzina Oaxaca.

Con el primero me reencontré después de nueve años. Solía visitarlo con frecuencia, pero lo abandoné por sus altos precios. Por ver qué pasaba, regresé. Resultó que volví a enamorarme. No sé si es el espacio caótico y lleno de gente, sus productos frescos o su menú, pero soy amante de este lugar, nuevamente. Puedo decir (con temor a que alguien me reclame) que ellos hacen el mejor pulpo a las brazas del Distrito Federal.

Por su parte, Guzina Oaxaca es una oda a la cocina oaxaqueña autentica. Ha sido de mis mejores experiencias y el lugar con más recuerdos en cada bocado. Desde la tlayuda hasta los moles me hicieron añorar mis visitas y momentos en uno de mis estados preferidos de la República. Además, tienen una buena selección de mezcales y a pesar de las obras en Polanco, fui un par de veces a visitarlo. Eso habla de lo mucho que me gustó.

  1. ¿Cuáles son los mejores lugares para cumplir tus antojos entre comidas?

Mis antojos entre comidas realmente consisten en abrir el bote de nueces surtidas de la marca que venden en Costco, pero como eso sólo sucede cuando estoy en mi casa o cuando llevo unas pocas al trabajo, mencionaré dos alternativas; una en la Condesa y otra en la Cuauhtémoc. Ninguna involucra surtidos de nueces o cacahuates. Rococó (cafetería cercana a Parque España) y su café con caramelo. Sólo ahí tomo el café con saborizantes. Chomp Chomp y sus malteadas. La mejor del 2014 fue de calabaza con whisky. La tomé acompañada de una galleta con romero, mi perdición en una tarde de viernes.

  1. ¿Cuál es el restaurante que sabes que nunca te fallará?

Me gusta que los restaurantes tengan “errores” de vez en cuando, eso los hace más cercanos a mí. Además, si regreso a ellos y vuelven a gustarme o vuelvo a recomendarlos, confirmo que sólo fue una falla temporal.

Entonces, los restaurantes a donde regreso una y otra vez porque sé que los disfrutaré y tendré un rato agradable son: La Barraca Valenciana y Merotoro.

. . . 

Arisbeth Araujo

Arisbeth Araujo 

Periodista gastronómica. Encuentro aprendizaje en lo que como. Amo escuchar y escribir las historias detrás de la cocina. Inicié mis andares culinarios en Buena Mesa de Reforma. He escrito en Pimienta de Excelsior y revistas de Grupo Expansión y Televisa. Sé organizar eventos culinarios y me gusta apoyar la difusión culinaria.

Acerca de dondecomere

Vivo para comer y para compartir. Ni chef, ni restaurantero, ni muy conocedor. Información por amor a la comida.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: