Ruta gastronómica en el Barrio de San Juan

Por Mecenas Colectivo 

frente

Durante el marco del Festival Internacional Mextrópoli de Arquitectura y Ciudad, entre las muchas actividades de arte, cultura, diseño, arquitectura, cine y gastronomía saltó a nuestro interés la ruta gastronómica del Centro Histórico organizada por FRENTE, Mextrópoli, Sabores México (food tours) y curada por Alonso Ruvalcaba.

El recorrido, bajo un sol insolente pero envuelto en ánimos de caminata turística, se enfocó en la esencia del histórico Barrio de San Juan. Comenzó en El Caballito de Sebastián, siguió por las multi laureadas tortas de Tortería Armando´s (donde fue la primera comida del día) y continuó por la Alameda, la Plaza Juárez y el Arco Chino (pagoda) para luego detenerse a hacer el refrescante brunch en la marisquería El K´guamo, donde nos revivió un caldo de camarón y una tostada de pulpo y jaiba. Después de caminar, nos rendimos al culto del comer en el Mercado de San Juan. Aquí probamos las celebradas tapas de lengua en La Jersey, nos echamos un taco de mixiote de jabalí y tomamos las imperdonables fotos entre los pasillos de lo exóticos puestos. Después, terminamos a las dos de la tarde bebiendo varias tazas de café que con entusiasmo nos preparó Erika Chagoya, dueña y barista en Gradios Deli-Café mientras nos daba una valiosa cátedra de métodos de extracción.

– – –

«Las tortas de Armando estaban hechas con carnes que a nadie le gustan ahora —lengua, galantina, queso de puerco— y se debían comer acompañadas de un vaso chicha y de encurtidos en vinagre, de los que había amplia provisión en cada mesa, y que consumidos en abundancia provocaron la extrema unción de cuando menos un cliente, que yo sepa.»
Jorge Ibargüengoitia

 

Tortería Armando´s (Humboldt 21)

Armando Martínez tenía once años en 1982 cuando, ante el hambre y la necesidad, estiró su imaginación e inventó un plato orgullosamente defeño. Abrió una telera a la mitad (en ese entonces no tan popular en la Ciudad de México) y le insertó carnes distintas, queso y aguacate. Después de convencerse de su buen sabor, la llamó torta y fundó la primera tortería de México —y el mundo)—improvisada en el zaguán de su casa. La glotonería de los lugareños le dejó buenas ganancias para instalar Tortería Armando´s en la calle de Motolinia (antes Espíritu Santo). Hoy, sus nietos continúan la tradición en el local que ahora ocupa la esquina de Humboldt y Colón, donde la torta de milanesa con queso y la de bacalao siguen estando en el trono de «las más pedidas», apenas rebasando a la de pierna y sin competir con la fama del agua de chicha —también inventada por Don Armando y cuyo secreto sigue sin develarse— ni con los encurtidos caseros que elevan el sabor de un plato casi nacional.

 

Marisquería El K-guamo (López y Ayuntamiento)

Fernando y su familia llevan más de treinta y cinco años sirviendo caldos de camarón de concentrado sabor revividor, buenas tostadas de pulpo, pescado y jaiba —juntos o separados— que no necesitan «pimpearse» ni con limón y empanadas bien fritas con rellenos de camarón o pescado en la esquina de López y Ayuntamiento, aunque antes había puesto callejero y no local. A lo largo de sus tres bien cumplidas décadas, el crecimiento no solo se ha visto en el territorio —ahora hay dos locales: uno en cada esquina— sino en el menú. Dicen los expertos en la gastronomía del Centro Histórico que la sopa de mariscos, los ceviches y el filete empapelado son también imperdibles.

 

La Jersey, «Las tapas de San Juan» (Ernesto Pugibet 21, local 161)

Se alza como el puesto más famoso del Mercado San Juan. Ha sido el preferido de muchos durante más de ocho décadas por la calidad de sus productos, tanto nacionales como importados —antes eran solo nacionales. Dice Alejandra Castro, una de las propietarias en turno, que ya van en la quinta generación (el más pequeño tiene 10 años) de orgullosos herederos del imperio quesero y charcutero gourmet del Centro Histórico —y quizás de la ciudad—. Su éxito está en la venta de tapas —saladas y dulces—, en el buen servicio y en el vasito de vino de cortesía que ofrecen siempre. Ahora se encuentran en la etapa de la expansión: comenzaron por abrir su sucursal en el hotel Downtown (Isabel la Católica 30) y van tras la conquista de Polanco y la Condesa, mientras el rumor del cambio de nombre va pasando de voz en voz: ahora se llamarán Las tapas de San Juan.

 

Gradios Deli-Café (Luis Moya 115).

Erika Chagoya es barista mexicana, ganadora del tercer lugar en la Competencia Nacional de Barismo 2010 y la sonriente anfitriona en el mejor café del Barrio de San Juan desde 2008. Ella se encarga de tostar y moler el grano (proveniente de Oaxaca) y supervisa cada taza que se sirve, ya sea hecha en la cafetera o con cualquier otro método de extracción que ofrece (chemex, aeropress, extracción en fríoo prensa francesa). En este rinconcito acogedor hay, además, buena comida y probablemente uno de los postres hechos con café más ricos de la ciudad: las fresas con crema y café. Es el lugar a visitar antes o después de las compras en el Mercado de San Juan, porque además de ser cómodo, su servicio es consentidor.

– – –

Acerca de dondecomere

Vivo para comer y para compartir. Ni chef, ni restaurantero, ni muy conocedor. Información por amor a la comida.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: