Lo mejor del 2013 por Margot Castañeda

lomejor100x590

Cuéntanos en dónde y cómo fue tu mejor experiencia de desayuno este año.

El desayuno es cosa muy seria para mí, por desgracia, no he encontrado un lugar que supere a mis desayunos caseros, pero: 
1) El Cardenal: las conchas con nata hacen feliz cualquier día y los platillos tradicionales no me han fallado en sazón. Lo malo: es muy caro.
2) Barbacoa de Don Cristóbal: en San Cristóbal, Milpa Alta. Sí, hacemos una peregrinación al cerro nomás pa´ desayunar la barbacoa que hizo que renaciera mi amor por la carne. No hay mejor que esa. Ninguna, les digo.
3) La cosa es así: cafecito de Chiquitito en prensa francesa, un croissant de Panadería recalentado en horno eléctrico con mermelada Sibariana de piña con anís. Volver a la cama y rellenar la taza de café dos veces más. Cuando se acabó el pan, seguir comiendo mermelada con los dedos. 
¿Cómo y en dónde fue tu mejor experiencia de comida este año?

1) Comí algo que no entendí, pero me gustó no entenderlo y gozarlo ciegamente. Virgilio Martínez (Restaurante Central en Perú) cocinó en Estudio Millesime algo que me supo a Amazonas. ¿?
2) Fue cena, pero pues qué: Merotoro y sus sabores siempre tan descarados y breves. ¿Qué onda con lo pinche rico que es el risotto de tuétano o la quijada de puerco?
3) Amaranta, porque qué rico el exceso de todo.

¿Cómo y dónde fue tu experiencia de cena este año?

1) Eloise: porque qué chingón es llegar con altas expectativas a un lugar que recomendaron hasta el cansancio y salir sorprendido esperando volver pronto. Ah, y esto: huevos trufados, mis amores.
2) Quintonil: la cena de mi cumpleaños. Qué rico y qué simple.
3) Bretón: el pollito caribeño (confieso: lo acompañé con mermelada de piña) y la pierna de guajolote con puré de lentejas en un día normal, yom. Lo inolvidable: el palomazo de Jorge Vallejo en el Corredor Cultural Roma Condesa. Espero más palomazos. Sería bueno uno con Lalo de Máximo Bistrot. Uy.
¿Cuáles son los mejores lugares para cumplir tus antojos entre comidas?

Chin, pues vivo de antojos. A ver:
1) Panadería Rosetta: chocolatín o croissant comido a pellizcos.
2) Pan de viaje de Masa Madre: comido a pellizcos.
3) En Morelia (mi segunda casa): gazpachos del Boulevard y buñuelos de viento en La Inmaculada, comidos a pellizcos.
4) Chiquitito Café: el latte perfecto y amoroso (este si no va a pellizcos).
5) Los esquites a los que nunca me niego. Los mejores: en Santa Catarina, Coyoacán, los de Alfonso Reyes y Tamaulipas y los de afuera de la Cineteca Nacional.
6) El pilón, perdón: una pescadilla de Sirenito Blu. Sí, a pellizcos.

. . . 

Margot Castañeda

 martxie

La despiertan los antojos y lo único que le preocupa es qué música escuchar durante el desayuno porque su humor depende de los rituales matutinos. todavía no sabemos para qué es buena, pero creemos que no es tan mala haciendo café.

_ _ _
 

Acerca de dondecomere

Vivo para comer y para compartir. Ni chef, ni restaurantero, ni muy conocedor. Información por amor a la comida.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: