Rosca de Reyes con #TíaHaifa

Las tradiciones hacen a las familias y el día de Reyes es una de las más importantes para nosotros.

Todo empezó hace más de cuarenta años, el día que invitaron a la maestra de acordeón de mi primo a probar las famosas ahuemed, unas bolas árabes hechas por la #TíaHaifa que, gracias al dolor de mano cuando las cocina, hace que las esperemos una vez al año.

Es la cena familiar más anhelada para mí y sólo una vez he tenido que extrañarla. Los invitados son: la maestra y su esposo, un arquitecto amigo de la familia con su esposa, mis primos, algunos de sus amigos que van y vienen y por fortuna, nosotros y ahora mis hijos.

Mi única queja es que año con año se incrementa un nuevo platillo más a la cena y ninguno de los anteriores queda en el olvido.

Los protagonistas de la cena son los ahuemed y los slevies. Son dos “panes” muy tradicionales en Líbano hechos con la misma base. La diferencia es que uno es más grande
 y la masa está mezclada con semillas de anís y el otro es el postre. Son bolitas cubiertas con miel de azahar y culpables de esta tradición.

En la mesa no puede faltar  ninguna de las entradas que le van perfecto a los slevies: la garbanza, la berenjena, el platón de carnes frías y quesos, el jocoque, los chiles en vinagre y el adicional de este año, las espinacas de mi abuela q.e.p.d. con cebolla caramelizada.

De plato fuerte hay dos opciones: el famoso arroz de gallina o, la más complicada de todas, la gallina rellena. Este año fue el arroz de gallina hecho con pollo, carne, almendra, piñones y caldo. Se puede servir acompañado de jocoque o con ensalada árabe.

Y el postre: los ahuemed. Estas bolas deliciosas que en algún momento alguien atrevido dijo que parecían “centros de donas”. Crujientes por fuera y por dentro, la textura es casi nula. Es como un aire frío y mojado de miel. Imposible describirlas.

Y para que les cuento la última parte si todos se la saben… la típica Rosca de Reyes que cada año se convierte en una búsqueda insaciable para traer la mejor que existe pero, después de las ahuemed, pasa desapercibida. El muñeco es lo único que vale la pena.

El día de Reyes en casa de #TíaHaifa es de los momentos que agradeces haberlo reservado para la familia.

P.D. Por cierto… extrañamos al padrino este año.

Acerca de dondecomere

Vivo para comer y para compartir. Ni chef, ni restaurantero, ni muy conocedor. Información por amor a la comida.

Nos gustaría conocer tu opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: